Qué estamos hoy?

Esperando a consentirme :)

Daisypath - Personal pictureDaisypath Vacation tickers

Cambia....

(Continuación del post anterior) 
Renan H. Coincidió en la terminal de autobuses con Jesusita, sólo porque llego tarde 20 minutos y lo dejo el autobús que en realidad abordaría. Compro de último momento un nuevo billete y le toco dos asientos atrás de Jesusita.
Era un viaje de 6 horas, así que en algún momento de transbordo chocaron en el pasillo, e intercambiaron impresiones. Renán era muy platicador, y simpático. Jesusita venía muy reservada pero acepto la charla amena. Cuando llegaron a Mérida él le prometió irla a ver donde trabajaba…
Así empezó a frecuentarla, para ir a bailar; llevarla al cine ( 3 películas por 20 centavos, incluía refresco o cacahuates… que tal?). Jesusita aun guardaba afecto por Rafael, así que salir con Renán le sirvió de distracción. Pasaron unos meses y llego 1957. El día que murió Pedro Infante por el rumbo de Xcalachen media ciudad se abalanzó a recorrer donde fallecia un ídolo del cine; Renan la llevo junto con sus compañeras y un amigo que daba vueltas para llevar mudanza, hacia donde cayó el avión en el cual Pedro Infante viajaba…
Era abril… y la gente estaba consternada por lo que había pasado… No daban crédito de lo que sucedía, y muchos pensaron en que a veces hay que aferrarse a este tren que es la vida y tomarlo como va. Renán le hablo bonito a Jesusita… y le pidió casarse. A Ella le gustaba.. Pero no lo quería. Se la jugo… y se casó al poco tiempo. Para ser precisos… el último domingo de mayo de 1957.
El despecho puede hacer que uno cometa estupideces… Naturalmente Jesusita lo ve ahora sí, pero en ese momento solo pensaba que debe tomar las cosas como van asomando.
Concha la hermana mayor de Jesusita, Siendo la matriarca a la fuerza, decidió darle una boda lo más presentable posible a su hermanita. El vestido que Jesusita soñó para sus Xv años, se convirtió en un traje de novia.
Y entonces… conoció realmente a Renán. Era un hombre sin fortuna. Que la llevo al monte a vivir. Si bien había pasado carencias en su infancia; nunca imagino que viviría en un sitio en la cual un jacal es un palacete comparado donde vivió 2 años. No había mesa ni silla, una triste hamaca y un ropero todo maltrecho en el cual, la suegra de Jesusita guardaba la comida para que no la comieran hasta que ellos volvían. Renán no era un hombre honesto. Era un ladrón. Y además, jugador. Toda una joyita. La primera hija de Jesusita le puso Adda Isela. Nació muy enfermiza debido el alto grado de desnutrición en que se encontraba Jesusita.
María Jesús cuando la vio, le dijo “Matrimonio de pobres; fabrica de limosneros” se imaginaba algo diferente para Su hija pero ni modo ya estaba hecha la elección. Le llevo ropita, zapatitos y unas cobijas para La nena, porque si bien a las Madres uno no puede engañarles cuando las cosas no andan bien, ellas no intervienen a menos que se lo soliciten. A Jesusita la observo y le pregunto… si todo estaba bien. Ella vivía atemorizada por Renan y solo se limitó a decir que si, le dejo el número de la tienda de la esquina porque nadie tenía teléfono domiciliado en ese entonces para que le llamara por cualquier cosa que necesitara.. Del dulce romance inicial paso, a la violencia, al maltrato, a los insultos y a la amenaza conforme se formalizo el matrimonio. Jesusita no tuvo valor para decir que se había equivocado al casarse sin conocer bien “al amado”.
Un día, Addita se puso muy mala. Como pudo casi desnuda, porque los harapos que usaba no parecían ropa apropiada, Jesusita corrió a la quinta más cercana para pedir auxilio. Ella creía que vivía en el requinto infierno o traducida en palabras yucatecas…. En un pueblo perdido sin comunicación. No sabía que vivía a unos cuantos kilómetros de donde María Jesús se había instalado a vivir. Con la ayuda de una vecina llevo a Addita a la Cruz blanca, una institución de beneficencia publica que ahora ya no existe. Addita Estaba muy decaída debido a su mala nutrición. Estaba anémica y requería con urgencia una transfusión. En ese momento supo que la suerte estaba hechada para su pequeña. Addita tenia sangre B negativo. O dicho para los médicos sangre azul, por ser escasa y con muchas particularidades como son desarrollar enfermedades incurables o mortales. La única compatible era la abuela paterna. Pero la muy cabrona…. Dijo que solo donaría si le daban dinero ( en esos años la sangre donada se pagaba muy bien, no como ahora que de verdad enaltece el espíritu de solidaridad). Concepción, enojada por tal comentario fue al único medio influyente en esos años: la radio. Pidió que vocearan su petición y una persona acudió generosamente, para ayudar a Addita. En 15 días, la niña se recuperó y también la mama, con los cuidados y tratos que le daban en el Hospital. Pero pues también.. Pronto tendría que regresar a su…. Casa. El día que dieron de alta a Addita; la mama de Renán fue a recoger a Jesusita y bebe. Ese dia la señora estaba muy rara…
Jesusita se preguntó, porque Renán no fue a buscarla. En fin.
Esa primera semana después de regresar a casa; noto que Renán no salía a la calle como antes. Se la pasaba escuchando la radio, o cuando mucho iba a la tienda a 6 calles más arriba para saber lo que decían los periódicos. La Abuela de Addita era la que salía más, y se encargaba de llevar los víveres. Así pasaron 15 días. A Jesusita le dio curiosidad.. Saber que era lo que pasaba… se atrevió a hojear el periódico, y observo la página donde se detenía Renán a leer las notas. Eran los Sucesos de Policía. Ahí mencionaban el robo con violencia en un establo de chinos a tres calles de casa de la mama de Jesusita. Se llevaron maquinaria y además violaron a dos chinas que se encargaban de ordeñar las vacas, para vender leche fresca.
Desde esa noche Jesusita lucho con su vida, por no convivir más con Renán. Aun siendo ignorante, ella hacia caso a lo que el médico le recomendaba de no tener más hijos si no podía mantenerlos, en cuanto piso el hospital con Addita.. A la mañana siguiente Renán se aventuró a salir a la calle. Esa misma tarde alguien lo reconoció, en la calle y aviso a la policía. Para pagar al abogado; la mama de Renán empeño las joyitas que Jesusita Tenia, ( y digo tenia porque Renán las confisco en cuanto entro a casa de este), empeño una media caña; unos aretes de filigrana, los anillos de boda y un broche como guardapelo que Concepción le regalo a Jesusita. Le dijo que a partir de ese momento Ella tendría que llevarle su comida hasta que soltaran a su hijo en la Penitenciaria.
No le revelo el porqué, solo dijo que era su obligación como esposa… cuando se dio la nota de la aprehensión de Renán; María Jesús se sintió además de ofendida, furiosa porque supo la miseria en que estaba Jesusita. Tomo un taxi y fue a buscar a Addita y a Jesusita. Cuando vio la pobreza en que estaba Jesusita y que creyó no volver a vivir jamás ella ni nadie mas de su familia, ardió Troya. Para empezar la Mama de Renán, no quería dejar pasar a María Jesús para que se la llevara; y ya cuando se la surtió alegremente y no le quedó otra opción; le advirtió que ella no iba a pasar sola el trago amargo de tener un familiar presidiario. Ni en sueños pensó María Jesús. Y por primera vez Jesusita sintió que alguien la apoyaba en esos dos años de infierno…
Así, llego a vivir Addita y Jesusita a la 69… y con los años otra historia comenzaría.
(Continuara)


Desde que me baje este disco me la he pasado repasandolo durante el camino de ida y vuelta al trabajo..... poco a poco ire posteandolo. y esta canción en una semana dificil me ponia de buen humor en el camino... me hizo ver para atras... lo que deje... y ver hacia adelante.. lo que  vivo....

Gracias Todos  infinitamente por compartir sus experiencias, sus risas, sus ganas de seguir adelante... y cada uno desde su batalla personal, recordarme que así es esta vida..... unas veces arriba otras abajo.....

MalQ.....Animo a Muny.... Un abrazo fuerte.. y tu escrito me dejo muy muy conmovida.....
Tixio que  divertido ha sido su conversacion con su ama...
Angel: ...ja jajajaj  me he reido tanto con tus ocurrencias ...
Micky: La foto que posteaste con las cicatrices son eso.... una raya mas al tigre.. aca estas... y  esta rola  te la dedico  con mucho afecto.....  cuando te sientas  down....
Patito!!!!! que bueno que ya estas de regreso...

Gracias Mil...... A cada uno...

3 comentarios:

la MaLquEridA agosto 21, 2010 7:38 p. m.  

¿Esta historia es ficción o realidad?, me está gustando mucho.

Gracias como siempre por acordarte de mi, sigue adelante que vida solo hay una.

Hay que ver para adelante siempre.


besos.

Micky agosto 25, 2010 7:37 a. m.  

Muy profundo ese post. Sabes? Yo no tengo miedo a la muerte, es un paso que todos tarde o temprano daremos, que no me quiero morir todavia porque mi chiquito necesita a su madre; pero como tu dices, el morir es el fin de todas nuestras penas, o como dice la biblia "El vivir es en Cristo y el morir es ganancia". Un abrazo bien fuerte.

Agnes Milk agosto 28, 2010 3:09 p. m.  

ups... me movió mucho leer esto carajo, hoy no quiero deprimirme pero he dejado todo y me he quedado clavada en los ventanales viendo... no veía nada, pensando, me gusto mucho, saludos

Estan aquí

-->

Clock

About this blog

Este es mi espacio personal.
Sean Bienvenidos, y aqui seguimos.

Seguidores

cyber-pet

Cuántos me visitan

Porqué no soy una chica normal XD

TrastornoGrado
ParanoideMODERADO
EsquizoideBAJO
EsquizotipicoBAJO
HistrionicoMODERADO
AntisocialALTO
NarcisistaMODERADO
LimiteALTO
ObsesivoMODERADO
DependienteBAJO
EvitadorMODERADO

Test de trastorno de la personalidad

Se ha producido un error en este gadget.

Esto me falta!

Archives

Cambia....  

Publicado por Comisionada

(Continuación del post anterior) 
Renan H. Coincidió en la terminal de autobuses con Jesusita, sólo porque llego tarde 20 minutos y lo dejo el autobús que en realidad abordaría. Compro de último momento un nuevo billete y le toco dos asientos atrás de Jesusita.
Era un viaje de 6 horas, así que en algún momento de transbordo chocaron en el pasillo, e intercambiaron impresiones. Renán era muy platicador, y simpático. Jesusita venía muy reservada pero acepto la charla amena. Cuando llegaron a Mérida él le prometió irla a ver donde trabajaba…
Así empezó a frecuentarla, para ir a bailar; llevarla al cine ( 3 películas por 20 centavos, incluía refresco o cacahuates… que tal?). Jesusita aun guardaba afecto por Rafael, así que salir con Renán le sirvió de distracción. Pasaron unos meses y llego 1957. El día que murió Pedro Infante por el rumbo de Xcalachen media ciudad se abalanzó a recorrer donde fallecia un ídolo del cine; Renan la llevo junto con sus compañeras y un amigo que daba vueltas para llevar mudanza, hacia donde cayó el avión en el cual Pedro Infante viajaba…
Era abril… y la gente estaba consternada por lo que había pasado… No daban crédito de lo que sucedía, y muchos pensaron en que a veces hay que aferrarse a este tren que es la vida y tomarlo como va. Renán le hablo bonito a Jesusita… y le pidió casarse. A Ella le gustaba.. Pero no lo quería. Se la jugo… y se casó al poco tiempo. Para ser precisos… el último domingo de mayo de 1957.
El despecho puede hacer que uno cometa estupideces… Naturalmente Jesusita lo ve ahora sí, pero en ese momento solo pensaba que debe tomar las cosas como van asomando.
Concha la hermana mayor de Jesusita, Siendo la matriarca a la fuerza, decidió darle una boda lo más presentable posible a su hermanita. El vestido que Jesusita soñó para sus Xv años, se convirtió en un traje de novia.
Y entonces… conoció realmente a Renán. Era un hombre sin fortuna. Que la llevo al monte a vivir. Si bien había pasado carencias en su infancia; nunca imagino que viviría en un sitio en la cual un jacal es un palacete comparado donde vivió 2 años. No había mesa ni silla, una triste hamaca y un ropero todo maltrecho en el cual, la suegra de Jesusita guardaba la comida para que no la comieran hasta que ellos volvían. Renán no era un hombre honesto. Era un ladrón. Y además, jugador. Toda una joyita. La primera hija de Jesusita le puso Adda Isela. Nació muy enfermiza debido el alto grado de desnutrición en que se encontraba Jesusita.
María Jesús cuando la vio, le dijo “Matrimonio de pobres; fabrica de limosneros” se imaginaba algo diferente para Su hija pero ni modo ya estaba hecha la elección. Le llevo ropita, zapatitos y unas cobijas para La nena, porque si bien a las Madres uno no puede engañarles cuando las cosas no andan bien, ellas no intervienen a menos que se lo soliciten. A Jesusita la observo y le pregunto… si todo estaba bien. Ella vivía atemorizada por Renan y solo se limitó a decir que si, le dejo el número de la tienda de la esquina porque nadie tenía teléfono domiciliado en ese entonces para que le llamara por cualquier cosa que necesitara.. Del dulce romance inicial paso, a la violencia, al maltrato, a los insultos y a la amenaza conforme se formalizo el matrimonio. Jesusita no tuvo valor para decir que se había equivocado al casarse sin conocer bien “al amado”.
Un día, Addita se puso muy mala. Como pudo casi desnuda, porque los harapos que usaba no parecían ropa apropiada, Jesusita corrió a la quinta más cercana para pedir auxilio. Ella creía que vivía en el requinto infierno o traducida en palabras yucatecas…. En un pueblo perdido sin comunicación. No sabía que vivía a unos cuantos kilómetros de donde María Jesús se había instalado a vivir. Con la ayuda de una vecina llevo a Addita a la Cruz blanca, una institución de beneficencia publica que ahora ya no existe. Addita Estaba muy decaída debido a su mala nutrición. Estaba anémica y requería con urgencia una transfusión. En ese momento supo que la suerte estaba hechada para su pequeña. Addita tenia sangre B negativo. O dicho para los médicos sangre azul, por ser escasa y con muchas particularidades como son desarrollar enfermedades incurables o mortales. La única compatible era la abuela paterna. Pero la muy cabrona…. Dijo que solo donaría si le daban dinero ( en esos años la sangre donada se pagaba muy bien, no como ahora que de verdad enaltece el espíritu de solidaridad). Concepción, enojada por tal comentario fue al único medio influyente en esos años: la radio. Pidió que vocearan su petición y una persona acudió generosamente, para ayudar a Addita. En 15 días, la niña se recuperó y también la mama, con los cuidados y tratos que le daban en el Hospital. Pero pues también.. Pronto tendría que regresar a su…. Casa. El día que dieron de alta a Addita; la mama de Renán fue a recoger a Jesusita y bebe. Ese dia la señora estaba muy rara…
Jesusita se preguntó, porque Renán no fue a buscarla. En fin.
Esa primera semana después de regresar a casa; noto que Renán no salía a la calle como antes. Se la pasaba escuchando la radio, o cuando mucho iba a la tienda a 6 calles más arriba para saber lo que decían los periódicos. La Abuela de Addita era la que salía más, y se encargaba de llevar los víveres. Así pasaron 15 días. A Jesusita le dio curiosidad.. Saber que era lo que pasaba… se atrevió a hojear el periódico, y observo la página donde se detenía Renán a leer las notas. Eran los Sucesos de Policía. Ahí mencionaban el robo con violencia en un establo de chinos a tres calles de casa de la mama de Jesusita. Se llevaron maquinaria y además violaron a dos chinas que se encargaban de ordeñar las vacas, para vender leche fresca.
Desde esa noche Jesusita lucho con su vida, por no convivir más con Renán. Aun siendo ignorante, ella hacia caso a lo que el médico le recomendaba de no tener más hijos si no podía mantenerlos, en cuanto piso el hospital con Addita.. A la mañana siguiente Renán se aventuró a salir a la calle. Esa misma tarde alguien lo reconoció, en la calle y aviso a la policía. Para pagar al abogado; la mama de Renán empeño las joyitas que Jesusita Tenia, ( y digo tenia porque Renán las confisco en cuanto entro a casa de este), empeño una media caña; unos aretes de filigrana, los anillos de boda y un broche como guardapelo que Concepción le regalo a Jesusita. Le dijo que a partir de ese momento Ella tendría que llevarle su comida hasta que soltaran a su hijo en la Penitenciaria.
No le revelo el porqué, solo dijo que era su obligación como esposa… cuando se dio la nota de la aprehensión de Renán; María Jesús se sintió además de ofendida, furiosa porque supo la miseria en que estaba Jesusita. Tomo un taxi y fue a buscar a Addita y a Jesusita. Cuando vio la pobreza en que estaba Jesusita y que creyó no volver a vivir jamás ella ni nadie mas de su familia, ardió Troya. Para empezar la Mama de Renán, no quería dejar pasar a María Jesús para que se la llevara; y ya cuando se la surtió alegremente y no le quedó otra opción; le advirtió que ella no iba a pasar sola el trago amargo de tener un familiar presidiario. Ni en sueños pensó María Jesús. Y por primera vez Jesusita sintió que alguien la apoyaba en esos dos años de infierno…
Así, llego a vivir Addita y Jesusita a la 69… y con los años otra historia comenzaría.
(Continuara)


Desde que me baje este disco me la he pasado repasandolo durante el camino de ida y vuelta al trabajo..... poco a poco ire posteandolo. y esta canción en una semana dificil me ponia de buen humor en el camino... me hizo ver para atras... lo que deje... y ver hacia adelante.. lo que  vivo....

Gracias Todos  infinitamente por compartir sus experiencias, sus risas, sus ganas de seguir adelante... y cada uno desde su batalla personal, recordarme que así es esta vida..... unas veces arriba otras abajo.....

MalQ.....Animo a Muny.... Un abrazo fuerte.. y tu escrito me dejo muy muy conmovida.....
Tixio que  divertido ha sido su conversacion con su ama...
Angel: ...ja jajajaj  me he reido tanto con tus ocurrencias ...
Micky: La foto que posteaste con las cicatrices son eso.... una raya mas al tigre.. aca estas... y  esta rola  te la dedico  con mucho afecto.....  cuando te sientas  down....
Patito!!!!! que bueno que ya estas de regreso...

Gracias Mil...... A cada uno...

This entry was posted on 10:46:00 p. m. . You can leave a response and follow any responses to this entry through the Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

3 comentarios

¿Esta historia es ficción o realidad?, me está gustando mucho.

Gracias como siempre por acordarte de mi, sigue adelante que vida solo hay una.

Hay que ver para adelante siempre.


besos.

Muy profundo ese post. Sabes? Yo no tengo miedo a la muerte, es un paso que todos tarde o temprano daremos, que no me quiero morir todavia porque mi chiquito necesita a su madre; pero como tu dices, el morir es el fin de todas nuestras penas, o como dice la biblia "El vivir es en Cristo y el morir es ganancia". Un abrazo bien fuerte.

ups... me movió mucho leer esto carajo, hoy no quiero deprimirme pero he dejado todo y me he quedado clavada en los ventanales viendo... no veía nada, pensando, me gusto mucho, saludos